lunes, junio 29, 2009

sirako está ronco para variar, o: de cómo me libré de tocarle los pezones a zeena parkins...

cuando era niño siempre mentía, pero era sin querer. cuando alguien me decía: "nene nene ne; ¿qué va a hacer... cuando seas grande?" prometía ser "químico inventor" que en mi cabeza básicamente significaba: "voy a ser un científico loco que podrá volar adentro de una abeja gigante" y era completamente sincero, creía que al crecer uno adquiría poderes mágicos para hacer lo que se le diera la gana, de allí que me cayeran tan gordos mis padres, les recriminaba todo el tiempo haber escogido ser papás... por qué no escogieron algo más divertido... como supermán por ejemplo, o mínimo como los pitufos. yo no quería ser superhéroe, le tenía miedo a las alturas o a los villanos enfermos que querían dominar el mundo, pero creía que era posible elegir esa carrera. en fin, mentí, no me volví químico inventor, nada parecido, ni siquiera era bueno para la química, fue la única materia que nunca pasé... (por cierto, gracias maestra de 5to de prepa, por pasarme inmerecidamente. nunca nos llevamos bien, casi me explota el recto por su culpa, a usted el cerebro, pero al final fuimos amigos -nota para el lector: creo que le gustaba). pero no importó, todas las mentiras que dije y me creí no me hicieron daño, al contrario, me hicieron más fuerte. ¿quién iba a creer que mi profesión de bloguero mal leído iba a ser todo un éxito en la familia? nadie se imaginaba que por escribir un blog recibo comida y ropa gratis de mis abuelos que viven en parís y se dedican a robar, están muy orgullosos de mí. "si dejas de postear, te mato" decía mi abuela antes de perdel la lengua en una pelea callejera. la cuestión es que ella tampoco está molesta con mis mentiras... ¿desde cuándo aprendimos a condenarlas?

no es, como dice la canción, que los niños digan la verdad... es que no nos importa si nos mienten, son mentiras inofensivas, por más que venga el lobo de pedro y se coma al pato y a la jirafa, todos perdonarán a pedro porque es un niño... y, aunque quizá pedro sea utilizado como un mal ejemplo, a pedro señor le fue peor cuando le dijo a su esposa que el supermercado ya estaba cerrado y no había conseguido su hilo dental sabor yerbabuena. maldito pedro, las amigas de su mujer, claudia creo que se llamaba, la alentaban a que lo dejara: "empiezan con una mentirita y al final alguien se roba tu coche" "de pequeñas mentiras se hace un gran engaño" "quien bien te quiere te hará sufrir, pero las mentiras son aparte..."

pedro me caía bien cuando éramos niños, al fin y al cabo yo nunca le creí nada, sabía que no había lobos, y el día que se escaparon del zoológico no fue su culpa, error de cálculo supongo. si se hubiera escapado un panda y hubiera decapitado a seis policías con sus garrotas, pablo no tendría la fama y presencia que tiene en el inconsciente colectivo. yo nunca culpé a pedro, ni a mi abuela cuando me prometió una computadora y una televisión y me regaló sólo 200 pesos para sacar mi licencia (ni me alcanzó para la permanente). pero ahora, todo es confianza, fluencia, compenetrarse, confiar, confiar, responder, volver, decirle a todos la verdad para hacerles la vida más fácil, para no lastimarlos, confiar. confiar y ser confiado; hacer feliz a los demás...

hay gente que sólo es feliz cuando llueve, yo no puedo hacer llover.

a

lunes, junio 22, 2009

¿por qué plaqueta no postea?

llevo seis días comiendo puras quesadillas y tantita salsa sin sal, es una nueva dieta chaira. también escucho solamente velvet underground y los primeros discos de modest mouse. estoy apunto de dejarlo todo y servir al país en una guerra que crearon para mí, que dios me bendiga, y a ti, bonito pedazo de nada...

maldita diarrea.

jueves, junio 18, 2009

a los locos les gusta lo mismo que a ti y a mí.

hace como cincuenta años, estaba yo con mi abuelito, comiendo tallarines sabrositos, que son el alma de la fiesta dominguera, le decía que abriera su tuiter, porque le pasaban cosas chistosísimas, pero no quiso, y me pegó con una tabla con clavos. los abuelitos rifan, siempre hay un abuelo que está dispuesto a hacerse miniatura y a bailar para nosotros.(me encantó el post pasado, siempre que pongo referencias a caricaturas me gusta, pero más cuando alguien dice, jajaja, yo la vi. tontuelo, incluso cuando se trata de caricaturas que casi no vi, como los transformers, pero ahora no pasó, aún así los quiero lectores despistados).

la única vez que mi abuelo me vio feo, fue cuando le confesé que me gustan las transexuales pechugonas...
-ese no eres tú, hijito, es alguien intentando ser tú.

luego nos besamos, en mi familia siempre ha sido bien visto el que uno se besuquee con sus abuelos, la única mala noticia para mí era que mi abuelo tenía unas aftas tremendas y me las pegó todas. decía que no se había vivido si se llegaba a los sesenta sin sífilis. mi abuelo era un genio.

ahora me acuerdo mucho de él, por culpa de la influenza. es que se lavaba los sobacos con gel antibacterial.

-es que no hay nada en el mundo que me quite este olor a orines de diablo, pero si se mueren las bacterias por un ratito, la resequedad es lo de menos hijo. ya aprenderás.

y bueno, algo he aprendido.


lunes, junio 15, 2009

me vale madres la crisis existencial del bloguero contemporáneo, hoy voy a postear puras tonterías.

Pasando de una página a otra, el blog ha perdido tanta fuerza y vigor que pareciera que el ser humano blogueril no tiene nada qué decir, de qué quejarse, qué referenciar, recomendar, con qué bromear. Hablaba hace ratillo con 5inister, el mejor bloguero del mundo, sobre la pérdida de los valores en los blogueros... o algo muy parecido, el caso es que la gente no postea, no comenta, ni lee blogs con la misma regularidad y entrega con la que lo hacían antes. esta repentina decadencia del blog va a traer muerte y destrucción. y la segunda oleada de influenza puerca.


mi mamá siempre me regaña cuando le digo:
ay mamá, es que ya me aburrí del blog.
te amuelas, a tu padre no le gustaba ser payaso, ni a su madre ser prostituta, sin embargo así se ganaban la vida. a ti te ha tocado ser bloguero, te amuelas.

tengo que, a mi madre la obedezco siempre, para algo soy mexicano... además no es que no me guste el oficio más nuevo del mundo, ni siquiera es cierto que me aburre, sólo he estado muy ocupado con mi nuevo proyecto de dominación mundial, las pasas cubiertas con queso y pan de ajo, las mujeres con seis pies y trabajando con el psiquiatra en mi mitomanía.

la cuestión es... demonios, si no sobreviven los blogs, ¿qué caso tiene seguir haciendo uno? pues yo les voy a decir:

por qué demonios es bonito tener un blog (la película):

1.- para recibir spameos y trolleos de gente con la autoestima deshecha (y con el autoestima también), que me odia porque soy muy guapo y carismático y ellos no.

2.- para cagarla e insultar a mis familiares creyendo que no leerán y al final perder la herencia.

3.- porque tengo muchas fans que me quieren coger y me urge conocerlas, cof cof, bueno no me urge tanto, digo, no son tantas.

4.- porque el blog es el negocio del futuro, no hay que dejarlos ahora. así como todo lo bueno del mundo, los blogs regresarán, como las pizzerolas. con el mismo impacto, los mismos lectores, los mismos chistes, snif snif...

5.- porque no es necesario hacer una lista, cuando uno la hace, cae en cuenta de que tener un blog es la cosa más triste del mundo... bueno, a veces.

6.- porque es la única forma que tengo de comunicarme con mis parientes muertos (saludos kurt, saludos jimi) y con la gente que no me habla en la calle pero que veo todos los días (hola mamá).

7.- porque he conocido un chingo de gente más loca que yo, y eso, en un ambiente controlado como el experimento de vida que tengo, era casi tan improbable como que yo me acueste con alguien más guapo que yo.

8.- porque llevo la vida más sedentaria del mundo y no debería, pero hay que aprovechar. si la vas a pasar todo el día tirado encima de un cerro de basura y ratas muertas, por lo menos escribe algo bonito (saludos charles)

9.- porque antes de tener un blog, no sabía contar.

11.- porque nadie puede censurarme, y a veces uno tiene ganas de soltar improperios y altisonantes vocablos que enardecen los ánimos a cualquier monja. y de lectoras monjas, tengo pura madre.

13.- porque dios así lo quiso, si no, no estaría aquí sentado en el baño escribiendo, quemándome los muslos con esta máquina de hacer chicharrón.

29.- por los chicharrones gratis.

86.- para proteger al mundo de la devastación, para unir a los pueblos dentro de nuestra nación.

87.- para denunciar los males de la verdad y el amor.

88.- para extender nuestro reino hasta las estrellas

2.- para cagarla e insultar a mis familiares creyendo que no leerán y al final perder la herencia.

35.- para encontrar el verdadero amor

40.- para adquirir el síndrome del túnel carpiano y volverme un ápice más cool, ¡siempre a la moda! mi abuelo estaría orgulloso de mí.

16.- para aburrirlos, queridos lectores. que no hay nada mejor en el mundo.