miércoles, abril 21, 2010

últimamente todo me da miedo y estoy nervioso y así, me contrataron para producir porno...

¿hay otra forma de llamarle al presente?

- ¡presente!
- aquí estoy...


cuando era un niño pequeño pensaba que alzar la mano y decir cualquier cosa menos "presente" cuando pasaban lista, era lo más simpático y maravilloso que existía, luego descubrí que era mejor hacer poesías con rimas asquerosas que no rimaban y semivulgaridades...

¿si las rosas son rojas y tu culo también... por qué no te lo lavas y la pinga por ai'?

Y unos días después, que lo mejor era convertir esas rimas en rap, y nombrar al insultado, los maestros, el director, aquellos que reprimían y coartaban nuestra libertad. También me burlaba de los feos y los chaparritos que reprobaban; yo pasé otra materia.

había un compita que me caía muy bien, pero era tontuelo y yo lo molestaba, luego todos lo molestaban y me hacía sentir culpable. ¡malditos ñoños!

este año fue lo peor del mundo en cuanto a haber hecho todo mal. sí lo hice todo mal y me he arrepentido a chorros.

a veces prefieres quedarte detrás de todos ellos. la secundaria apesta, los niños apestan más. el salón después del descanso tiene una barrera construída con el olor, para entrar hay que lavantar la cabeza, de sorpresa y aguantar la respiración, por piedad. descansar es imposible, es el eterno martilleo de la migraña, del estrés mal llevado, es que no se vale, los niños.

cuando salí de la secundaria no había aprendido nada, había sido dos años una escuela de puros hombres, y el último, que se hizo mixta, no había niñas en mi salón, la secundaria sólo sirve para aprender a interactuar con las mujeres y a mentirles y a escabullirse de todo lo que uno puede escabullirse. lo único que hacía era ponerme rojo como un tomate y correr. o dibujarles marcianos teniendo sexo en sus cuadernos de matemáticas de segundo.

estuve enamorado, sí. pero qué importa, las vacaciones acabaron con mi único amor. recuerdo que me gritaban desde un auto en movimiento "siraaaaakooooo" pero sin o. es bien feo saberse buscado pero no saber por quién, aunque intuir el por qué, no había otra razón en la secundaria; las niñas querían que las besaras para practicar, y luego toquetearte para acostumbrarse, los fines de semana tenían cita con pedófilos o con sus primos mayores. iu. pero ella quizá era diferente, quizá, porque sólo pude ver a través de sus ojos y eran tan bonitos que me entretuve un poco en la superficie...

terminaron las vacaciones, se me olvidó su nombre. ahora recuerdo Tania, pero quizá me estoy equivocando. no pasó nada, nunca, estoy hablando de mi cero aprendizaje. pero escribió en mi cuaderno de biología un garabato que tardé 4 años en descifrar, nada interesante: "Smile" con una gran ese atravesada, pero lo guardé, debe andar por allí.

si doy una vuelta me pierdo, me arriesgo... hay una sola carta que me arrepiento de no haber conservado. y ni siquiera recuerdo dónde se fue ni cómo. las demás las tiré o se mojaron, se las llevó el coraje o la lluvia. otras las guardo, las menos. algunas importantes, algunas con gran peso. pero el único escrito que debí atesorar, y que no recuerdo... hablaba del ritmo, de un destiempo. una fascinante explicación de como uno va surgiendo mientras otro allí se queda, y del destino, que no existe y si existiera... así sería. un error en el mundo de cuatro cuartos. se tenía que perder, misteriosamente, quizá me la robaron unos duendes gays, celosos, y constipados.

la secundaria terminó. ni una batalla ganada, no sé si sujeté a alguien de la mano. los únicos recuerdos son del cine y de los tianguis, mi tianguis favorito era uno donde yo no vendía nada. me encantaba pasear por allí; comprarme gorras, boinas, cadenas.

salí, a fin de cuentas, sin pena ni gloria, había dejado atrás toda mi vida y me aventuré a cambiarla. estuve apunto de ser atropellado y me asusté tanto que creí que se me había salido el alma. ¿ateo? por supuesto, pero no tanto como ahora.

me equivoqué, perdí el espíritu creativo y competitivo que tenía, me quedé con el bufón que gusta de hacer el ridículo y ser el centro de atención. ¿tenía otra opción? es fascinante. a veces podemos ser serios, pero acostúmbrate a que te hagan reír y es como matarte cuando fallan. fallar...

fallar un disparo es otra cosa, nunca me puse a dispararle a nadie, creo, espero... y no es que evites las miradas a la distancia o que frotes palma con palma al mirar al nuevo y la nueva que se cruzan en tu vida para darte de todo... menos amor.

la prepa me sirvió para hacer dos grandes amigos, pero yo todavía no sabía que era para eso y creía que servía para hacer caricaturas de los maestros y que llamaran a mis padres a la dirección. me divertí muchísimo escuchando a mi padre antirreligioso (en ese entonces, ahora es iluminado por cristo y fermín cuarto), las quejas y reclamos de la directora siempre fueron chistosos, mi padre la hacía enojar hablando de perdón y misericordia, de poner la otra mejilla.

ahora que lo pienso mi prepa era bien fresa, pero mediocre, no importa, me la pasé bien bonito. teníamos un asta bandera en el patio y vendían donas de nuez. había kinder, primaria, secundaria y nosotros, lo peor, eso no debería pasar.

ya que esto comenzó de algún modo como un recuento amoroso, sacaré las cuentas de ese entonces; más batallas perdidas, de las que no sabía que estaba perdiendo, por buscar en los lugares correctos por relaciones incorrectas. el período que uno pasa en la preparatoria, también es de ensayo y error, no es tan terrible equivocarse, porque uno se equivoca, pero mientras menos te equivoques, es peor, porque no aprendes nada.

las únicas poesías que recuerdo, son llamadas por teléfono, con alguien quien nunca se atrevió a salir conmigo, quizá por los tamaños. me sonrojaba, me dijo cosas que nadie me había dicho como que quería verme en cueros o que se le antojaba dormir abrazada a mis cachetes. por su culpa perdí todas las otras batallas. uno aprende a entusiasmarse, pero no es tan fácil manejar el rechazo. de su constante invitación al amor que nunca se atrevía a concretar, me alejé para hacer de mi vida amorosa el desastre más horrible del mundo, comencé a detestar la posibilidad de sexo, estaba a un paso de rendirme, de hacerme asexual, pero por fortuna, terminó la preparatoria y todos desaparecieron, como la espuma de una ola se desaparece en el mar, o como el olor de un pedo desaparece... lento y doloroso, pero se va.

terminar la prepa fue terrible, me sentí bien, libre, y me dediqué a serlo, no entré a la escuela de inmediato y me dediqué todo un año a servir a la hueva y al amor. conseguí algo, todavía no sé que es. pero pasó más o menos así:

viví, besé me harté, morí, comí helado... cultivé mi amor por las palabras moradas y azules, y todos en la calle me gritaban loca, y unos hombres vestidos de blanco me dijeron ven. me aburrí, y bajó del cielo un ángel vestido de negro, con pantalones de cuero, apretados, estoperoles, anillos, picos por todos lados, la mirada triste, una botas que pesaban dos veces lo que pesaba ella en su angelical vuelo. llegó y me pateó las bolas, me mordió el cuello, me sangró el brazo. era sin duda el amor de mi vida, sólo que yo estaba viviendo esa otra vida prestada de la que no sé si les he hablado o les hablaré... la conocí por allí, hablamos, nos caímos bien, me gustó muchísimo. era toda la belleza en una sola mujer, tenía la nariz más perfecta que había visto. en sus ojos encontré una vez, o dos, esa mirada que no volví a buscar, no será necesario encontrarle. vivir para ella fue muy extraño, compré mi vida, que era un papelito diminuto, y la deslicé debajo de su puerta. ella respondió la carta con instrucciones precisas de cómo desplazarme por el terreno que juntos construíamos. me explico... la conocí y no supe qué hacer, ella me lo fue diciendo todo. hubo un día en el que nos extrañamos mucho. ella volvió de francia y yo me perdí en un pasado glorioso.

al final no pasó nada. todo se volvió polvo, sufrí, sí, pero gracias a mi cinismo desesperado y a aferrarme a ella, encontré, lo que poco tiempo más tarde llamaría "el amor" también se acabó. y a cada rato regresa para hacer de las suyas. y a veces deseo que se acabe pronto, para hacer algo de provecho con mi vida.




martes, abril 20, 2010

telcel es una mierda



¿estás harto de que te llamen y te llamen mientras comes, platicas con tus amigos o tratas de escuchar una linda canción? ¿odias que te manden mensajitos cuando estás trabajando, en el cine o simplemente haciéndote una chaqueta? ¿te molestan las constantes actualizaciones de tus amigos en facebook, twitter y demás redes sociales que sólo entorpecen tu vida cotidiana? ¿sientes que vendiste tu alma al diablo o te pusieron un grillete al adquirir un celular? no temas, ahora todo lo chic de tener el mejor equipo, pero con todas las funciones de comunicación bloqueadas, llega a ti al precio más económico del mercado. cambia de ser el típico aburrido que estaba disponible para todos en todo momento, a ser el primero en México con un plan telcel que te permite al mismo tiempo estar en onda ¡y estar incomunicado!

Paquete Olviden!!!! de Telcel desde $800 M.N. al mes.

jueves, abril 15, 2010

decir es más fácil que volar


nadie se ha dado cuenta, pero es bien difícil ser sirako.
para los que no me conocen, quizá suene a una burda tontería o a un post más, pero ésta es una declaración de algo que se me escapa de la conciencia. una necesidad por transparentarme que quizá sea más absurda que tener el blog o que hacer popó con las luces apagadas.
es complejo ser yo, la gente espera mucho de mí, de mis chistes, de mi actitud. me exigen que baile, que cante, que entretenga a sus mamás y sus abuelitas. tengo amigos que sólo son mis amigos porque soy más guapo que todos sus otros amigos y están allí, junto a mí, para quedarse con las chicas feas que rechazo o con los hombres que creen que soy gay porque "tengo mucha onda"
Pero mantener la actitud positiva, de "no tengo un pedo" el humor, la buenaondez, sonreír a todos... tienen un precio muy caro, que pagan mis hijos, sí porque tengo hijos, y que antes de que muriera por razones desconocidas y que no pienso explicar a la policía, mi mujer compartía el sufrimiento, la histeria, los golpes, con mis 14 niños.
Llegar a casa después del trabajo, donde me tienen sólo porque cuento chistes bonitos y pongo de buen humor al jefe, no tengo ganas de sonreír ni hacerle bromas a nadie; lo único que quiero es cortar cabezas, me da una sed de sangre que necesita, urge ser saciada, y aunque lo he intentado todo para no lastimar a mis niños (desde el yoga hasta mamasturbación compulsiva), dios, confieso que he pegado.
En fin, dicen los católicos que cuando uno se arrepiente de lo que ha hecho, dios lo perdona, espero que mis hijos sean así de mensos y me perdonen cuando crezcan, porque son muchos y se están poniendo corpulentos, grandotes, y violentos, como su padre... claro, sólo cuando están en casa.


jueves, abril 01, 2010

una historia de corazones partidos, de esperanzas desgastadas y de ilusiones podridas, como dice la canción: de chile mole y tucole.

a chidoguan





en julio de 1989 la revista Ciuda tu culo y tu corazón publicó un artículo basado en investigaciones acerca del papel higiénico, que demostraba, por medio de experimentos en conejos y cerdos, que no importaba que marca de papel higiénico se usara en los animales, su corazón estaba intacto. años más tarde se realizó una investigación similar, pero que analizaba los daños del papel higiénico de baja calidad en el ano, los resultados son horripilantes.

todos sabemos que un papel de baño rasposito nos irrita la colita, pero lo alarmante son los efectos secundarios, y déjese usted de nimiedades como el cáncer rectal o las hemorroides explosivas; lo que realmente logra que uno ponga el grito en el cielo son los efectos que tiene traer el culo irritado (con gamborimbos de papel corriente, colgando por ahí) en el desempeño emocional de la gente. limpiarse la cola con papel de baja calidad; no importa que uno lo moje, le ponga glicerina y o le escupa un gallo "pa' que resbale"; provoca mal humor, pérdida de la libido, dolores de cabeza, irritabilidad, y sobre todo unas tremendas ganas de matarse.

al analizar los resultados, la universidad de Lexinton, D.C. se lanzó en la búsqueda de nuevas respuestas, entrevistas, experimentos, pruebas de laboratorio, 300 pacientes tratados con hipnosis, revelaron que una higiene anal mal realizada es la primera causa de separación amorosa, razón primaria, pues, de divorcios. superando a la gordura y al mal aliento hasta en un 83%

la universidad de California, Santander, hizo su parte, reveló que las bacterias que se forman en un culo lastimado por el constante roce contra un papel o una lija (al cabo es lo mismo; dijo con mucho dolor y pena el doctor Kike Cadavid, que confiesa haberse limpiado la cola con periódico durante un campamento de verano en unas reservas maristas en la costa colombiana) son bacterias que defecan en los alrededores de nuestro ano, el olor que producen es terrible y mucha gente es despedida de sus trabajos porque poseen el terrible mal llamado por algunos: la maldición del olor a cola.

otras universidades, de nombres difíciles de recordar o que no pagaron el cheque de $200 que sugeríamos donar para hacerles una mención, lograron diferenciar 400 trastornos de la personalidad que son provocados por un incorrecto aseo anal y/o genital, algunos de éstos trastornos orillan a quien lo padece a ingerir bebidas alcohólicas o drogas, al no ubicar de donde vienen sus problemas, el malestar en su vida.

un brujo mexicano que prefirió no dar su nombre, por miedo a que lo encuentre la secretaría de hacienda, confesó: muchas veces encontré hongos en la cola de la gente que venía a verme, mal olor, irritación, patologías hemorroidales severas, y yo sabía que se trataba del papel de baño. siempre sugería a la gente asearse con bidé o con el chorro directo de la llave del agua, pero alegando que demonios o fantasmas usaban su ano para poseerlos, lo peor del caso, perdí muchos clientes, en México a nadie le gusta limpiarse bien el yoyo...


si queremos seguir viviendo en un mundo de rupturas amorosas y desempleo, debemos seguir descuidando nuestro aseo analrepetía enfurecido el doctor Hávila Errera, presidente del Frente progresista por una cultura del Ano y de la Axila debemos aprender a tratar a nuestro ano con respeto.

se esperan reacciones de protesta contra la industria de papel de baño, pero sobre todo una ola de arrepentidos con sus ramos de flores y una nota en toallitas húmedas, dirigidas hacia sus exnovios y exnovias en cuestión, que rezarán: perdón, te juro que ya me lo limpio con cuidado.