lunes, febrero 14, 2011

san valentín era gay.

el día del amor es para niñas, punto, es lo que me enseñaron. corazoncitos flechados, chocolates... el amor es para gordas cursis. el amor es para adolescentes llenas de barros que no se dejan agarrar las chichis porque son vírgenes y qué va a pensar su mamá. 

eso es lo que aprendí desde niño, en la escuela, donde se aprende del amor, porque si uno aprende de la tele nomás nunca se enamora más que de viejas ricas y guangas que no saben actuar.

feliz día del amor nenas; que las llenen de globos y de abrazos, de tarjetitas y de bombones, de paseos por su mall favorito, yo voy a darme un rol a la plaza más cercana a verlas brincar de emoción y verles rebotar las tetas...






sábado, febrero 12, 2011

más ideas sueltas sobre tu mamá

ayer, mientras caminaba descalzo en la calle (no es que lo haga muy seguido así en onda hippie, es que los tacones me lastimaban los pies, y... ustedes saben). se me ocurrían más y más tonterías acerca del tuiter.

¿merece ser psicoanalizado? ¿merece...? ¿siquiera?

también estaba pensando en rubén y en cómo me gustan sus tuits y como lo sigue menos gente de la que a mí me gustaría que lo siguiera. y ya, babosadas. de pronto llegué a mi casa y abrí el favstar. que, para quienes no usan tuiter o les vale madres, es una falsa herramienta, que te permite saber quién o cuántos incautos decidieron que tu tuit equis, es uno de sus favoritos.  generalmente no me va mal con aquello de las favoriteadas, aparte de mis lectores regulares y uno que otro fiel, siempre hay gente que se permite la molestia de ponerle una estrellita a una que otra frase pitera de las que escribo. en la última semana no ha habido casi nada, como que a nadie le gustan mis tuits, casi nadie me responde cosas, no hay nuevos seguidores. se me antojó echarle la culpa a que tuiter va en picada y pronto tendrá que venir otra red social, o como se llame, a suplir nuestras necesidades. pero no sé si es cierto. mi baja de popularidad coincide con mi urgencia de volver al blog, a escribir textos un poquito más largos y menos idiotas (al menos eso creo yo). ¿es que cuando uno tiene que pensar un poco más, las ocurrencias como tal, pierden calidad?

y es aquí donde podríamos hablar de arte contemporáneo, de las imágenes inútiles, de los ladrones de ideas, de los clubes, de la exclusividad, de las ganas de hacerlo todo bien, del sueño absurdo con la perfección, pero no.  hablaremos sólo de tuiter.

el metatuit no funciona, es impopular y a la gente dentro de tuiter no le gusta que le describan lo que está haciendo, claro que a veces es absolutamente necesario, pero es muy triste.

 a veces pienso que tuiter es una fiesta de solitarios suicidas aferrándose a no morir, aferrándose a creer que uno o dos followers son amigos, lectores, cuerpos cálidos que nos abrazan desde el otro lado del cable y que nos susurran en el oído: aquí estoy, no te mueras todavía.

lo más triste es que son sólo lemmings empujándose los unos a los otros, las palabras, las ideas, juntos todos corriendo hacia ningún lugar, hacia el vacío, hacia el favstar. 

lunes, febrero 07, 2011

apuntes idiotas y al aire sobre temas más idiotas.

facebook me parece una lindura. no sé por qué se espantan. 500 y tantos millones de usuarios sólo significan que estamos usando una herramienta para comunicarnos que nos es cómoda y que sobre todas las cosas, está bien desarrollada. me gusta que mi diccionario del firefox no reconoce "facebook" como una palabra. ¿qué es entonces? lo usamos diario, con todos sus modismos y etcéteras. no quiero ahondar en ello. ¿de qué se trata facebook? de interactuar, y es tan simple que se nos hace natural, quieres más de alguien, le das clic, y otro clic, hasta que te hartas o no tiene nada más que ofrecer y brincas a otro perfil. no es nada. una extensión de nuestra realidad.

twitter por el contrario, es demasiado interesante. el fenómeno del tuitero y todas las derivaciones que tiene. hay toda clase de gente tuiteando. no sólo es un fenómeno cultural, sino que es cuna de discusiones, problemas, debates y noticias, hasta chistes, que nos afectan un poco más que una foto o un comentario en el muro de alguien más. 

pero ¿qué demonios? ¿por qué lo usamos? facebook nos ayuda a acercarnos un poco más, quizá del modo más frío posible a quienes ya conocemos o creemos conocer. alimenta el morbo y el deseo de saber más de una persona, eso es natural, sólo que nos permite hacerlo más rápido y con más personas.  nada extraordinario, nada peligroso. todo mundo tiene a su familia y a sus colegas de trabjao agregados, qué importa que nos vean borrachos en la fiesta de gradación de nuestra sobrinita. qué importa que nos vean ligar con la adolescente desconocida que sube sus fotos en bikini. facebook tiene una función, o muchas. pero la interacción está limitada por el otro, no por nosotros mismos, caso contrario al twitter, que es una especie de competencia con el otro y con el ego propio, entre otros propios.

twitter, en principio, no sirve para nada. hay quienes le encuentran o le crean una utilidad, que no pasa de hallar información más rápido por definir a quién se sigue y etc. siempre va a haber gente que comparta lo que hace en cualquier red social. pero tuiter se escapa de ser una red social. no voy a poner definiciones tipo "micheal fredericks II define la red social como un ente cambiante que afecta al individuo y lo convierte en un objeto de consumo, en el mejor de los casos" porque asumo que todos entendemos lo que es una red social y si trato de definir algo me pierdo, soy muy abierto al hablar, ni siquiera creo en lo que escribo (esta es una advertencia para que el lector que está pensando que escribo porque tengo algo que decir al respecto, vaya directo a los comentarios y me diga: oye sirako, yo creo que estás mal porque eres un pendejo). 

la cosa es que somos unos maleducados (ya me perdí), tuiter es, la mayor parte de las veces, un pretexto para no decir nada, diciendo un montón de pendejadas. quien sigue a más de 5 personas, sufre de la crisis que sufre todo lo que está inscrito en estos tiempos hipermodernos. leer se convierte en cualquier cosa menos en una lectura. para leer hay que estar listos para una estructura, dispuestos para dejar a quien escribe penetrarnos, convencernos. y quien escribe lo logra por medio de su maldito estilo, construye una forma de narrar o de decir lo que tiene que decir para hacerlo. pero en tuiter leemos a mil pendejos o a 100, uno tras otro, compitiendo por sobresalir en lo inmediato. es nuestro ejercicio de clase-mediez. ya ni es necesario comprar macs o cámaras con detector de sonrisas para dejar en claro que pertenecemos a esta minoría que tiene el tiempo y los recursos para desperdiciarlos en lugar de hacer cualquier cosa útil por el mundo porque el mundo no nos necesita, ni nos hace caso. entonces tuiteemos. 

pero ¿para qué hablar de lo obvio, para qué subrayar lo innecesario? veo todos los días a la gente fumar, como ejercicio de su libertad. eso es lo que es una buena adicción, un vicio, una pausa para decir "espera, déjame demostrarme a mí mismo que hago lo que me da la gana". y eso es tuiter... twitter, como se llame. una burla, una protesta y a la vez una nada. tan absurdo como decirles que cuando empecé a tuitear no me imaginé que hubiese tanta gente que pudiera hacer lo que yo llevaba muchos años haciendo en cuadernitos, en un blog (que ya olvidé) y que lo hacen mejor que yo, tan absurdo como ofenderse y preguntar por qué deprecian lo que hacía Monterroso, o Huerta. pero descubrimos poco a poco que no nos está sirviendo más que para formar un grupo de gente muy diferente que ni se leen ni se entienden.  pero no los estoy exhortando a que dejen de hacerlo ni mucho menos, me gusta que en todos lados hay cosas rescatables, y que puedo hablar mierda de las cosas que me gustan, no sé si es porque no me educaron bien, ese es el verdadero problema "te sientes nocivo para la salud..."

a quien lo educaron bien, que levante la mano, y que se vaya a vivir a otro planeta. educar, y estoy un poco metido en eso, es la cosa más divertida, difícil e imposible del mundo. siempre ha habido gordos, siempre habrá fumadores, pero l educación sirve para que exista una mayoría que los vea feo y los juzgue, el sentido común nos dice lo contrario, que cada quién haga lo que le de la gana.  lo que nos da miedo es que los gordos se acaben nuestra comida, el humo de los fumadores nos dé cáncer y nos duele que con nuestros impuestos pasen los últimos 15 meses de su vida en un lujoso hospital del seguro social comiendo gelatinas y con tubos metidos en la panza o en los pulmones.

es más caro educar a todos que pagarles un sueldo que no les alcanza para comprar una casa pero sí para tener un ipad, un iphone, o de perdida acceso a twitter.

y ya, paro de decir pendejadas, pero me sigo preguntando. ¿por qué vergas me sigue tu abuelita?



miércoles, febrero 02, 2011

feliz día de la marmota.

todos estamos igual,  nos gusta la plata y por la plata vamos, la plata significa ter todo lo que no nos hace falta cuando lo que nos hace falta nos sigue faltando;  buen sexo, amor, hongos alucinógenos, más nieve, más playa y buen sexo.

me apunto entre los que no tienen nada, entre los que lo sufren todo día con día y lo sufrimos porque somos bien jotos. la última vez que dije: levanten la mano los que sean felices, se cumplió la maldición, el único que presumía su felicidad era un inepto borracho que comenzó hablando de amor y, antes de que lo corrieran de la mesa, alegaba que tenía más dinero que yo, un idiota.

no sé de qué me sirve escribir, quizá por eso ya no escribo nada. antes me era absolutamente necesario hacerlo, no era una opción, era por completo un ejercer diario de mi sirakez. se acabó, ya no soy nadie, ya no soy sirako desde hace mucho y lo único que hago son réplicas del terremoto que les prometí. quizá nunca le sucedí al mundo.

pero no es para ponerse tristes, al menos estoy aquí, fumando, en el frío de santa fe, en medio de un jardín falso de 3 x 3 metros, metido en una barranca de desperdicios sanitarios que por las tardes huele a sanirent porque usan agua llena de caca para regar los jardines de la escuela primaria de al lado, una verdadera tristeza. una pena, lloraría pero tengo otras cosas que hacer. como jalar más fuerte el aire para que no se apague mi cigarro mal enrollado que me hice ante los ojos de sorpresa de la señora de la limpieza... "¿y eso qué es maestro?"

y los veo a ustedes muy contentos, o quizá sólo alegres, tratando de no ser unos tontos depresivos ya que nadie puede ser un gran triste como los de antes, ya no queda, ahí están los iphone y las imacs para ser felices, los home tv theatres y las películas de hollywood que siguen llenando nuestra más estúpidas fantasías, que no se apague nuestro cigarro, que se siga quemando, que nos siga resecando la garganta y comiéndose nuestras neuronas

y me proyecto, no quiero pensar, no hoy, nunca más, porque pensar es como hacer ejercicio, pero al revés, nunca, cansa, nunca descansa, no te ayuda a bajar la panza y te llena de miedo a una vida que no pedimos, nadie quiso y sin embargo queremos vivirla completa por que no nos queda de otra.

chingarle. es lo que dicen todos... hay que chingarle. para seguir respirando por la nariz o por la boca cuando no queda espacio en la nariz llena de mocos .

y me queda bien claro que tus hijos van a seguir viendo televisión en lugar de leer posts de gente como yo que está amargada y que se va quedando poco a poco sin amigos porque cuidar a los amigos implica tener algo que ofrecerles, como a los lectores, seguro la mitad de los que empezaron a leer se aburrieron y se fueron a hacer más divertido como leer a hipster hitler aunque ya pasó de moda pero sigue siendo divertido... ¿sigue siendo divertido? ¿por qué es tan divertido burlarnos de los demás en lugar de hacer cualquier otra cosa?

tu cuerpo es un milagro y no lo sabes usar.

quiero calmarme, por eso empecé a escribir, estoy alterado y todavía no me acabo el cigarro que me hice, quizá demasiado apretado. no estoy en una época divertida de mi vida, no puedo hacer chistes, y sin embargo creo que lo que escribo es risible.

risitas, como cuando éramos niños.

si pudiéramos hacer posts todavía, si pudiéramos leerlos, me seguiría dando asco el blog. ¿por qué no me pongo a hacer cuentos o novelas en lugar de perder mi tiempo con estas pendejadas? porque tengo prisa. porque quiero ver más películas de apatow o de gondry antes de morirme y que mi lápida sea pobre y triste como la de tu abuelita.

"¿de qué color son tus sueños?"