domingo, septiembre 25, 2011

la televisión gringa

no sé si la televisión gringa también va empeorando como el cine, o si siempre ha sido así de mala, cada que veo mis series favoritas de antaño me parecen más y más frías, plásticas, vacías.

como sea, las manifestaciones culturales siempre tienden a acomodarse a cierta época y a pasar de moda rápidamente, todos sabemos que aquello que sobrevive a su tiempo es porque un montón de gente no ha acabado de entender o de disfrutar aquel fenómeno y lo mantienen vivo por años, milenios, qué más da. habiendo tantos años por detrás, y tanta cultura, es difícil creer que habrá basura, sobre todo porque hemos vivido recibiendo regaños y advertencias del big brother.


anoche pasé 5 horas viendo la primera temporada de how i met your mother, un capítulo tras otro, sintiéndome miserable y vacío, más cuando me enteré: son 7 temporadas, miles de horas desperdiciadas de nuestras vidas, ¿y saben qué? no vale la pena. se me hace ñoñísimo seguir repitiendo fórmulas, temas, subrayando personalidades. es verdad que hay momentos inolvidables, que allí están nuestros chistes, nuestra poesía, nosotros. pero es una versión de nosotros adulterada y sosa, ñoñísima, con moralejas... el hecho de queel narrador le está contando a sus hijos le quita lo anecdótico y la convierte en una lección de vida es como tomar todo lo ñoño de series como los años maravillosos, friends, salvados por la campana y cheers, agitarlo, pegarle a un personaje bellísimo (doogie howser) y regañarnos mientras nos hacen reír. me da pena haberme dejado atrapar tan rápido por la maldita serie.
quiere decir solamente que mi vida está aún más vacía de lo que yo creía.

nah, bueno, también estoy viendo wilfred y como que le falta mucho pero con lo poquito que tiene está padre como para 5 capítulos. breaking bad está muy lenta y el humorazo que se carga debería partir madres por todos lados.


en fin, sólo quería escribir un poquito porque me lee tu mamá.

martes, septiembre 06, 2011

metáforas.

ayer dibujé. hace mucho que ya no dibujo periódicamente. digo, es como una necesidad para mí, entonces no lo he botado por completo pero a veces ya no tengo tiempo de sentarme con mi lápiz, plumones y papel a crear rayitas nuevas, que se hacen el amor y se masturban.

me gustó tanto mi dibujo, que soñé con él, el equilibrio de sus trazos, la forma en que las líneas se tocaban en lo alto del dibujo, la gracia de las curvas y el contraste de los colores, en mi sueño me vi a mí mismo en el dibujo, casi podía olerme, mi dibujo había cobrado nuevas dimensiones, ya no era mi dibujo, se trataba ahora de mí, mi escencia, todo siendo un mismo trazo, eficiente, tranquilo, honesto, triunfante.



lunes, septiembre 05, 2011