jueves, mayo 31, 2012

Soñé contigo otra vez, me lleva la chingada.

Estaba anoche allí, en mi cama, no me acuerdo cómo llegaste, sólo sé que te llevé de la sala a un cuarto de mis hermanos, de la mano y corriendo, como si pudieran vernos. Pero estábamos solos, y el cuarto de mis hermanos no era su cuarto de siempre pero me parece que ya lo había visto, en otro sueño. La cama del tapanco no, porque nos caemos, y comencé a besarte las manos, apresuradamente, sabiendo que en cualquier momento podíamos despertar, o cambiar de escenario, desaparecer, o lo que fuera, quizá nos tragaba el dinosaurio o nos convertíamos en otros, por eso me apuré al desvertirte, te quité las dos blusas y no traías brassiere, olías riquísimo, de pronto me acordé del sueño anterior y de los olores horribles de un baño, pero quizá eso no pasó nunca. Te besaba los senos y la boca y al descubrirte las piernas, me resultaste extraña y al mismo tiempo extraordinariamente familiar, te miré la cara, era el rostro de j. pero no me acordaría de eso hasta despertar, lo único tuyo tuyo, eran tus ojos, color cajeta cristalizada, al mirarte tan conocida sólo alcancé decir "ah, ok" y te seguí besando, tu cuerpo también era el de j. pero más redondeado y tostado, quizá porque no iba dejarme engañar con una piel pálida sabiendo que a ti te pega otro sol y te cocinan otros vapores, ahora me pesa que no haya sido del todo tu cuerpo, pero qué más da. No entendía por qué no te bajabas los calzones, si sostenías mi verga hinchada entre tus manos y suspirabas, me quitabas de tus caderas pero me llamabas la pelvis con el movimiento de tu espalda arqueándose y tus hombros dibujando círculos, tu cuello echaba tu cabeza hacia atrás y de pronto te levantaste, te colgaste de mi cuello y abriste la puerta del baño. Allí te bajaste los calzones y dijiste: estoy menstruando, y te arranqué los calzones de un manazo, te metí tres dedos después de chuparlos, y repetí la operación con las dos manos, pensaba en la gripa y en si era conveniente meterlos después de ensalivarlos tanto. Logramos uno o dos orgasmos con las manos y la boca, aunque evité lamerte mucho, te dediqué las mejores lengüetadas en el culo, cuando recordé que estábamos soñando, te chupé los labios llenos de sangre, tenías las nalgas salpicadas de rojo, mis dedos se secaban y las costras de mis manos se pegaban con las costras que se formaban en tu piel.   Ya casi nunca sueño, y cuando lo hago, siempre estás conmigo, aunque tengas otro rostro o el mismo, tuyo, felino, afilado. Quisiera soñar con p. pero no se deja tocar ni en sueños después de ella no ha habido nada, o debería decir antes de ella, porque desde que la conocí no ha habido nada, nada salvo a. y k. pero ellas no cuentan porque no son ella, ni tú. Sabía que me llegaría la hora por medio de una mujer así, perfecta, por eso me sorprende verte a ti en todos mis sueños, como si quisieras venir a salvarme, ¿pero de qué?   Te penetré, al fin, gritamos de placer como unos locos. Te sentí apretarme y jalarme desde dentro, que estuvieras en tus días hacía todo mucho más fácil, no es bueno embarazar a nadie, ni en sueños.

lunes, mayo 07, 2012

el debate fue verle las chichis a una morra que ya enseñaba las chichis en playboy

No sé si quiero escribir sobre esto o no, la verdad es que me da un poquito de asco. Quería adelantar un texto bellísimo que estoy haciendo sobre las piernas morenas de una mujer que no existe y que me prende más que las que sí. Pero estoy enojado por las reacciones ocasionadas por el debate. Fue mucho peor que cuando tiembla, la gente se siente de pronto experta en escalas de richter o en política, a la menor provocación, sólo porque prendió su televisión un par de horas y de pronto,  ¡Zaz! todos opinan con urgencia, como si sus opiniones fueran a cambiar el mundo; como si nos importara un comino lo que dicen los políticos, y peor, como si nos importara una mierda lo que dicen los tuiteros, neta, los leemos porque nos queremos reír de cuando en cuando, no para saber qué opinan, porque, de entrada, sus comentarios políticos son como los de chespirito cuando defendía fetos.

Ayer tuiter se convirtió en  la locura; todos tuiteaban  histéricamente sobre cada una de las intervenciones de cada uno de los candidatos como si en eso se les fuera la vida. Está bien, de alguna forma, que haya una discusión, entiendo también la urgencia de todos por ser precisos y graciosos, porque todos estaban al pendiente de la misma cosa, al mismo tiempo, pero, ¿se estaban leyendo? Era tan ridículo como: "jajaja quadri, jajaja, instagram" o "jajaaa josefina, jajaja, no sabe hablar" y qué bueno que tengan ojos y oídos, pero usen también el cerebro, banda. Que no se me malinterprete, yo tampoco voy a aportar nada nuevo con este texto, pero me voy a quejar de todo, porque estuvo de la cola. La única persona en tuiter que le sacó provecho al debate, fue el ocurrente que abrió la cuenta de la edecán del ife, pero a pesar de sus cientos de miles de seguidores el chistecito no va a durar mucho. El ife sabe que somos unks animales, por eso no creo en las elecciones, como no creo en dios ni en santa claus, ni en la selección mexicana. Lo peor fue el sentimieto general de victoria de todos al final, una satisfacción parecida al final de una batalla en las películas. Bien por ustedes, bien por sus tuits, sus nuevos seguidores, y sus dulces sueños. Pero que pena por el país, que tiene instituciones como el ife y televisa, que ponen como mediadora (o como se diga) a Lupita Juárez (ella fue el motivo final por lo que `ecidí no ver el debte, entre otras mil cosas). El ife sabe que lo único que nos importa es ver un par de tetas. No quiero parecer un viejito, aunque es un poco tarde para eso, pero no es mucha casualidad que la mensa esa con cara de perro, haya sido una playmate. Uy, se nos paró la verga.

Todos ya sabíamos por quién no íbamos a votar, y si algo cambió en el debate, deberíamos precuparnos mucho. En serio, no voten por Quadri, no sean lelos. No vi el debate porque me caga la farsa que respalda, en este país el pueblo nunca ha elegido a sus gobernantes y siempre nos dan atole con el dedo. No voy a proponer que la gente vaya a anular su voto o a escribir: "muerte al estado totalitario" en sus boletas. Sólo creo que nos la pudimos haber pasado mucho mejor si todos hubieran apagado sus televisiones y se hubieran puesto a hacer algo de provecho, pero no, tenían que tuitear a lo pendejo, convirtieron el debate en una fiesta para todos, cuando de entrada es todo lo contrario, los políticos y el ife están celebrando y nosotros somos el borrego que se va a servir cuando todos ya están muy pedos. Así ha venido siendo y así seguirá, mientras no nos convenzamos a nosotros mismos de que podemos cambiar a este puto planeta, empezando por hacer algo, así nada más, algo, lavar unos trastes, comprar una revista porno, besar a una puta en los labios, escribir canciones, educar a los niños que ya nacieron, ponerse condón, o abortar a los que no han nacido.

Todo lo que es noticia, es digno de ignorarse; el narco, el fútbol, el bulling etc, los problemas están en otros lados, en sus cabezas, en sus familias, en sus trabajos, en sus escuelas, en sus pantalones. Vamos a dejar de pensar en lo ajeno que es todo a nosotros y a asumirlo nuestro; nada se arregla y nada cambia en un debate, eso es sólo un programa de televisión y nunca los había visto a todos al pendiente de nada, ni siquiera de los que síjvalen la pena.

Hoy, todos en el pesero todos tienen la misma cara de derrota que tienen todos los días, a veces me pone más triste saber que soy el único que sonríe, siendo tan depresivo. ¿Qué nos pasa? Pues muchas cosas, la primera es que no sabemos para dónde caminar, los problemas de los demás nos parecen ridículos y resultan ser los mismos que los nuestros, todo esto, en lugar de preocuparnos, nos consuela. Se desperdician talentos al por mayor, y los únicos que tienen la oportunidad de aprovechar unos cuantos, saltan a famas efímeras con una bola de admiradores pendejos que acaban por convertir a los menos capaces en los más notorios. Pero la política, y sobre todo ésta, es una política que nos afecta a todos, y para eso está hecha, para herirnos, sin matarnos, y quitarnos todo lo que somos y lo que tenemos, poco a poco. Para la autosatisfacción; no de estos 4 animales . Sino de todo un grupo de personajes sin corazón, violadores de niños, de homosexuales, intolerantes, ególatras, locos, asesinos a quienes les hemos confiado nuestro presente y futuro, nuestros bienes, nuestra naturaleza y nuestra cultura; cuando no hay raza más egoísta que la política. 

Ojalá nos coja el que la tenga más chiquita.