martes, enero 15, 2013

cuajimalpa, tan lejos de la ciudad, tan cerca de santa fé, tan lejos de mi casa, tan cerca del estado de méxico.

en cuajimalpa no se puede comer en la calle, casi todo produce diarrea, si no es que vómito inmediato, la primera vez que vine, por chamba, me comí una quesadilla de pollo, que olía asqueroso, no me la pude terminar y ya estaba nauseabundo. yo no soy de esos a los que todo les da asco, por el contrario, a pesar de sufrir de ataques periódicos de migraña y tener rodillas de abuelito, mi estómago es fuerte y resistente, curtido en los mejores tianguis de la ciudad de méxico, está acostumbrado a digerir tortas de cochinita del mercado de la lagunilla, tacos de caballo de sullivan, tacos de suadero del metro etiopía, tacos de lengua al lado de la dos naciones, pero la comida en cuajimalpa es una mierda y sólo he encontrado un puesto de quesadillas que no me hacen daño, pero saben medio feo, casi en frente del lomas hill, en una de las avenidas más feas del mundo, la veracruz, que se extiende desde la carretera méxico toluca, hasta la delegación cuajimalpa, pasando, gloriosamente por un tiradero de mierda a la mitad del camino, y por otro mierdero, la parada de camiones. caminar por la veracruz o por la avenida méxico es un martirio porque las calles están construídas para que hasta los perros se encabronen y se desesperen, con postes atravesados y árboles bloqueando el camino, las banquetas son irregulares, suben, bajan y se hacen más angostas conforme uno se acerca a donde quiera que vaya. en calles tan angostas, es imposible escaparse de una rociadita de humo negro por parte de 5 o 6 tortons, incluyendo el de la basura, y otros 8 o 13 peseros, me preocupa ver como a la gente que va cargando a sus bebés los rocían y no les tapan la boca y la nariz, o vamos, como ni siquiera hacen cara de "fuchi" están ya acostumbradísimos a la mierda. 

hace un par de meses, o quizá menos, me tocó presenciar un acto que me pareció graciosísimo; todos los comerciantes ambulantes fueron convocados a las 8 AM con una escobita y los pusieron a barrer las calles alrededor de la delegación, todos tenían cara de miedo y repugnancia, como si no hubieran barrido nunca en su puta vida. supongo que estaban barriendo para recibir al nuevo delegado en alguna visita o algo similar y de caracter político, porque unas cuadras adelante, la calle estaba igual de cochambrosa que siempre, las manchas en el piso son de sangre de animal, frutas podridas y basuras misceláneas, juro que en algunas partes es peor que en las afueras del metro tacubaya. 

eniweis, he buscado con ahínco dónde comer, dónde tomarme un puto jugo de naranja en la mañana, pero el señor que vende jugos en la delegación tiene unas malformaciones en las uñas que parecen algo más gacho y corrosivo que un hongo y que no quiero en mi estómago, bueno, ¡vaya! ni en mi campo visual. he probado todos los puestos de jugos y licuados, que no sean ese, obvio,  y en ninguno tienen la decencia de hacer las cosas con un poquito de ganas de que uno regrese. el último fue el colmo, y ya no tengo ganas de hacerla de pedo, porque para esta gente que a uno le enoje que le den mamey podrido es una locura. "pero todavía estaba bueno" dicen, y yo les perdono la vida sólo porque la arcadas me inmovilizan, y un poco porque es ilegal matar. el licuado de mamey de hoy, sabía a lo peor que he probado, es como si hubiesen licuado un trapo de esos que se quedan mojados por días y huelen a todos los hongos y bacterias que se pueden acumular en un solo lugar. podrido.

y bueno, he probado licuados sin fruta, y al reclamarle, el descarado se atrevió a decirme "si quieres le pongo más, pero te cobro otros 10 pesos" pero no tenía nada, en lo absoluto, era leche con azúcar y vainilla. por 28 pesos el litro. y veo a la gente feliz comprando sus productos podridos o de bajísima calidad y pagando como si fueran de verdad buenos, respirando mierda, ocupando absolutamente toda la banqueta durante toda la mañana afuera de una escuela, en un ritual que no termino de entender. me desespero, me golpeo la cabeza y un amigo se me acerca y me dice: "cuajimalpa es la única delegación del DF que es priísta". y yo pienso que claro, a la verga todo, mejor aflojo el culo y me pongo vaselina para venir a trabajar.

2 comentarios :

  1. Ya renuncia. Salva tu alma. Cómprate un xbox.

    ResponderEliminar
  2. No me creo que puedas trabajar con NIÑOS y ocultar(o mostrarlo sin más, y entonces preguntarme qué es bueno o malo me da flojera, por eso no me lo creo y ya) el sirako que yo leo.

    ResponderEliminar

digan lo que digan los demás.