miércoles, enero 16, 2013

perdedor

el mundo ya no es de los destruidos, no importa qué nos diga la historia, tu mamá o los libros empolvados de henry miller o los que huelen a ron y a tabaco de pedro juan gutiérrez,  ese planeta donde ser chingón y destruirse era una práctica común y hasta fructífera, se acabó. ahora lo único fructífero son los frutsis, no. 

hoy, ser un destruido no va hacia ningún lado, si acaso al facebook, el mundo es de los nerds que crecieron escuchando bandas melancólicas pero mariconas, no se me ocurre ninguna porque yo no soy maricón, pero seguro alguno de ustedes conoce putitos ñoños de los que se comen el mundo y la pinga y les va muy bien, y hasta sus mamás están orgullosos de ellos y de sus camionetas del año pasado. 

no me quiero equivocar, no quiero decir que el mundo antes fue de los que tomaban whiskey directo de la botella o los que se arponeaban sin parar, los grandes siempre van a caer de ese lado, pero el problema es que ahora nadie quiere ser grande, pero todos quieren atascarse. 

la cuestión es, creo, que todos ya nos dimos cuenta de que el mundo es una basura, la vida no es prestada, esas son patrañas de abuelita pendeja, la vida es, y listo, los que se preguntan por qué y para qué son los peores, simple... me cagan la madre. 

hace rato estaba pintando y pensaba en qué debe hacer uno o cómo debe ocupar el tiempo, no hay reglas específicas en ningún lado y donde las hay son más que absurdas. desde pequeños, a los que peor nos va, nos inculcan una cultura de la productividad, hay que hacer algo con el tiempo, uno no puede estar por allí sin que alguien lo moleste: "ponte a hacer algo" o aun más fuerte: "¿por qué no haces algo de provecho?" de provecho...  ¿para quién? si el prójimo es una masa desafortunada que entiende más bien poco, y ese poco se le olvida. 

entonces dentro del mundo pedorro de la destrucción, existen esos que coordinan la destrucción ajena, ponen sus casas, su música y sus reglas, que básicamente son, vengan todos los que quieran pasar una desafortunada noche con nosotros, y ese nosotros es a veces peligroso. he visto esas reuniones consumirse en un par de horas, con litros de chela  y un buen gramaje de mota todos van rebotando hasta el culo hacia sus casas, a pie o en taxi, en el carrito que le compraron sus papis a rodolfo. ¿y de qué se habla en esas reuniones? de absolutamente nada. 

creo, y soy un poco mamón al respecto, que todavía me tocó conocer y convivir con algunos de los verdaderos



1 comentario :

  1. Chale, no puedo hacer nada provechoso para la humanidad porque no encuentras tus pistas de voz en tu disco duro.. =P

    ResponderEliminar

digan lo que digan los demás.