domingo, enero 27, 2013

escribo para que me quieran… matar

hoy desperté vacío, no sé qué es y no me importa, siempre me he defendido de los que me tachan de amargado diciendo que hay una crisis existencial, económica, espiritual y psicológica en todo el mundo; el ser humano ya no está contento con su humanidad, la humanidad envejeció y la mantenemos viva con un tubo en las venas y uno en el ano. no sé si me estoy quejando, no quiero quejarme todo el puto tiempo. pero es que me levanté de la cama con la nada atorada en el pecho y me dije: tienes que hacer algo, miré a la chica que está dormida en mi cama y no quise despertarla, habíamos dormido sólo 4 horas. me bañé, me vestí, fui a hacer compras, lavé ropa, hice caca, y me encontré con unas graciosas ganas de hacer algo; abrí un mamey para hacerme un licuado y estaba tieso como una piedra, quizá debí esperar a que madurara. ¿se puede hacer licuado de piedras?

vi a un niño berrinchudo en el súper y su papá me miraba buscando aceptación en mi mirada, le dije con los ojos: "no puedes hacer hijos y luego arrepentirte, o sí, pero a tiempo y lo abortas" el mundo es una mierda, y me quejo sólo de lo malo, porque lo bueno es aburrido y a quién le importa. a quién le importa que ayer cagué y no me salió nada al limpiarme o que me enamoré o que x, y o z si no les cuento mis historias de desamor o de cómo odio esto y aquello la gente ya no me quiere y no me invitan a sus casa a dormir con sus primas, etc.

entonces vengo y abro una hoja de texto que planeo postear en el blog a modo de berrinche con la sociedad, pero en realidad la sociedad no tiene la culpa, todos están sufriendo sus obesos cuerpos, por eso los arrastran en domingo en la bici con sus cascos y sus chalequitos fluorescentes o fosforescentes unos 15 minutos hasta que se sienten ridículos y regresan derrotados a sus casas a desayunar helado de nuez de macadamia o hot cakes con coca cola, depende de qué zona de la ciudad habiten. y ya, por más que uno quiera cambiar algo no se puede, todos son muy maricones y mientras el gobierno hace lo que le plazca, nos tienen hincados con el culo muy en alto llenándonos de sus mecos y nuestra sangre, nos dan atole con el dedo como siempre y nosotros muy contentos con nuestras crisis de clasemedieros putos que no se atreven a levantar un dedo ni contra el policía maldito y oligofrénico que nos quiere raspar los huesos y violarnos porque estamos mal vestidos y le recordamos al chico cool de su escuela primaria al que tanto envidiaba. 

supongo que lo que queda por hacer es preparar un desayuno digno, despertar a la hermosa mujer que duerme en mi cama y decirle: mira, te preparé esto. para que no le pase como a mi madre, que una vez, de visita, me vio preparándole el desayuno a una chica y me dijo: "ay, a mí nunca ningún hombre me hizo de desayunar"… supongo que es su culpa porque se casó con mi papá y se juntó con puro maricón, porque su autoestima está jodido igual que el de todas las mamás. así que lo menos que puedo hacer por la mujer que amo es no arruinarle el autoestima más de lo que se lo han arruinado ya, y tratar de que sea un lindo domingo, sin paseos en bicicleta, sin patos en el parque españa (o méxico, me vale verga) sin volar papalotes, pero con mucho pinchi amor, y panes con salmón y queso mascarpone. 

aguas que ando bien pinshi fresa putitos.


viernes, enero 25, 2013

los lunes son feos porque tienen el pene corto y la cara larga.

hoy me di cuenta de que en el año pasado estuve hasta 4 meses sin coger, espero que esa experiencia tan dolorosa no se repita nunca, de verdad. por lo demás fue un buen año, creo.

no vine a hacer un recuento de los daños, como gloria trevi, sólo empecé con eso el post porque fue lo que me incitó a escribir, estaba leyendo que un hombre de mi edad, coge en promedio 3 veces a la semana, yo también, lo malo es que a veces son esas 3 veces en un solo día y ls otros seis me la tengo que jalar como si no hubiera futuro, en el futuro me gustarías que no hubiera pasado, y coger 3 veces al día, pero no mucho porque luego me da sueño y no puedo vivir.

poder vivir es importante porque si no se puede, pues uno se muere, y morirse está muy mal, porque hace llorar a mucha gente. creo que por eso hay gente tan ojete y culera, como peña nieto, para que cuando se muera nadie llore y hagan fiesta nacional.

hablando de fiestones locos, hubo una época en la vida de todo hombre en la que en lugar de eborracharse y ponerse pachecos hasta morir, uno salí con los amigos a tomar café y a hablar de la vida o de dios, da igual, creo que embrutecerse está igual de sobrevalorado que no embrutecerse, no hay forma de hacer bien las cosas, lo normal sería que matáramos a todos nuestros amigos y que nos fuéramos a vivir al desierto y a comer peyote.

en fin, sólo escribo esto porque me siento cansado y la vida no me da más que cansancio y ganas de dormir, y así qué puto chiste tiene estar vivo.

pd, qué tal que el látex está en peligro de extinción y nosotros lo usamos así como si nada pasara.  pobrecito látex, me recuerda a los pandas o a los huevos de tortuga, yomi, tan deliciosos.

jueves, enero 17, 2013

tu mamá se los tragaba.

en la mañana pensé: "sí, quiero escribir diario" y al mismo tiempo pensé: tengo que hacer un post que empiece con: "siempre he odiado mi vida", eran como las 7 de la mañana, me tomaba un jugo de naranja en cuajimalpa, todo me parecía fácil, era joven; pensaba que lo podía todo. pero ahora son las 7:24 en la noche, es un puto martes cualquiera, y a pesar de que sigo pensando que escribir es un gran ejercicio mental, también pienso que ver porno es un gran ejercicio espiritual, aunque ninguna de las dos sea cierta.

cuando sea viejo me van a ver como el viejito amargado que no soporta a nadie ni nada. me da un poco de hueva llegar a serlo. a veces pienso que sería mejor matarme que amargarme más la vida, pero luego me doy cuenta de que no voy a matarme porque no quiero que unos perros encuentren mi cadáver en el cerro de la estrella y se lo coman. 

la vida está llena de sorpresas, al menos eso dicen las abuelas, la mía no dice nada porque lleva años siendo muda, además me cae mal y no la veo desde hace mucho, mis sorpresas son encontrarme todos los días con mis mismos pedos, mis mismos complejos y las mismas pendejadas; pienso: "¿todavía están alli? al demonio, nunca voy a ser normal" eso me sorprende, porque no me he acostumbrado a ser un misfit emocional, a no sentir lo mismo que toda la gente supone que siente o se obliga a sentir, no creo que la felicidad sea la meta de la existencia y tampoco creo que la miseria y el continuo decaemiento de uno mismo sea preocupante, es más preocupante una persona feliz que está completamente a gusto con su entorno que una que todo el tiempo está hablando mierda, al menos el segundo demuestra que entiende cómo funciona el mundo, o él, o lo que sea que le parezca una mierda.

hoy en la mañana veía a unos pollos cagar y comer; me dio mucho asco, pensé que un ecosistema sin humanos: ya los hubiera aniquiliado, los pollos son horribles… ¿es normal que una gallina escupa y que las otras gallinas corran a picotear el escupitajo? también pensé: "¿en qué nos hemos convertido?" me sentí terrible. 

cuando digo que me siento terrible, la gente no me cree nada y me dicen: "ash, sirako, pero si tú eres feliz, estás todo lleno de energía y nos contagias a todos de tu buen humor" (lo digo en serio, no me estoy echando flores) sentirse terrible está ligado por los prejuicios con llorar amargamente, quererse suicidar, estar todo el tiempo hablando de ello. para mí es distinto, me siento terrible porque estoy lleno de energía, buen humor, ganas de hacer pendejadas, de platicar toda la madrugada, tomar coca colas...  eso no hace ninguna diferencia en mi alrededor, el mundo sigue siendo una mierda y no parece que vaya a mejorar ni en un millón de años, todo está completamente pervertido y funcionando bajo los más sucios impulsos de cualquier pendejo que logra que las cosas funcionen, porque sólo a los enfermos mentales nos interesa que las cosas funcionen, y sólo los locos con complejos durísimos que han sido abusados por todo mundo se ponen a decirle a la gente cómo hacer las cosas, y los escuchan. . ¿por qué estamos tan jodidos que pensamos que deberíamos influír en nuestro entorno? trascender, siempre trascender, y matar a nuestro padre; esas son las cosas que queremos hacer los seres humanos normales que no encontramos la felicidad en un producto de apple, pero sí la buscamos allí y en donde se deje. ser feliz es terrible, no entiendo nada, me parece completamente grosero de mi parte creer ser feliz y decir que estoy bien.

querido diario, otra vez estoy escribiendo pendejadas en mi blog, espero que no lo lea mi madre y se pregunte "¿qué he hecho mal?"

al mismo tiempo que escribo esto, me fumo un cigarrillo y me bebo una coca cola, los dos vicios que muy dentro de mí, sé que debo abandonar pronto, pero no me atrevo porque ser todo sano y flaquito y cool está sobrevalorado y que se vayan a la mierda todos los que piensen lo contrario, pinches ñoños.

miércoles, enero 16, 2013

perdedor

el mundo ya no es de los destruidos, no importa qué nos diga la historia, tu mamá o los libros empolvados de henry miller o los que huelen a ron y a tabaco de pedro juan gutiérrez,  ese planeta donde ser chingón y destruirse era una práctica común y hasta fructífera, se acabó. ahora lo único fructífero son los frutsis, no. 

hoy, ser un destruido no va hacia ningún lado, si acaso al facebook, el mundo es de los nerds que crecieron escuchando bandas melancólicas pero mariconas, no se me ocurre ninguna porque yo no soy maricón, pero seguro alguno de ustedes conoce putitos ñoños de los que se comen el mundo y la pinga y les va muy bien, y hasta sus mamás están orgullosos de ellos y de sus camionetas del año pasado. 

no me quiero equivocar, no quiero decir que el mundo antes fue de los que tomaban whiskey directo de la botella o los que se arponeaban sin parar, los grandes siempre van a caer de ese lado, pero el problema es que ahora nadie quiere ser grande, pero todos quieren atascarse. 

la cuestión es, creo, que todos ya nos dimos cuenta de que el mundo es una basura, la vida no es prestada, esas son patrañas de abuelita pendeja, la vida es, y listo, los que se preguntan por qué y para qué son los peores, simple... me cagan la madre. 

hace rato estaba pintando y pensaba en qué debe hacer uno o cómo debe ocupar el tiempo, no hay reglas específicas en ningún lado y donde las hay son más que absurdas. desde pequeños, a los que peor nos va, nos inculcan una cultura de la productividad, hay que hacer algo con el tiempo, uno no puede estar por allí sin que alguien lo moleste: "ponte a hacer algo" o aun más fuerte: "¿por qué no haces algo de provecho?" de provecho...  ¿para quién? si el prójimo es una masa desafortunada que entiende más bien poco, y ese poco se le olvida. 

entonces dentro del mundo pedorro de la destrucción, existen esos que coordinan la destrucción ajena, ponen sus casas, su música y sus reglas, que básicamente son, vengan todos los que quieran pasar una desafortunada noche con nosotros, y ese nosotros es a veces peligroso. he visto esas reuniones consumirse en un par de horas, con litros de chela  y un buen gramaje de mota todos van rebotando hasta el culo hacia sus casas, a pie o en taxi, en el carrito que le compraron sus papis a rodolfo. ¿y de qué se habla en esas reuniones? de absolutamente nada. 

creo, y soy un poco mamón al respecto, que todavía me tocó conocer y convivir con algunos de los verdaderos



martes, enero 15, 2013

cuajimalpa, tan lejos de la ciudad, tan cerca de santa fé, tan lejos de mi casa, tan cerca del estado de méxico.

en cuajimalpa no se puede comer en la calle, casi todo produce diarrea, si no es que vómito inmediato, la primera vez que vine, por chamba, me comí una quesadilla de pollo, que olía asqueroso, no me la pude terminar y ya estaba nauseabundo. yo no soy de esos a los que todo les da asco, por el contrario, a pesar de sufrir de ataques periódicos de migraña y tener rodillas de abuelito, mi estómago es fuerte y resistente, curtido en los mejores tianguis de la ciudad de méxico, está acostumbrado a digerir tortas de cochinita del mercado de la lagunilla, tacos de caballo de sullivan, tacos de suadero del metro etiopía, tacos de lengua al lado de la dos naciones, pero la comida en cuajimalpa es una mierda y sólo he encontrado un puesto de quesadillas que no me hacen daño, pero saben medio feo, casi en frente del lomas hill, en una de las avenidas más feas del mundo, la veracruz, que se extiende desde la carretera méxico toluca, hasta la delegación cuajimalpa, pasando, gloriosamente por un tiradero de mierda a la mitad del camino, y por otro mierdero, la parada de camiones. caminar por la veracruz o por la avenida méxico es un martirio porque las calles están construídas para que hasta los perros se encabronen y se desesperen, con postes atravesados y árboles bloqueando el camino, las banquetas son irregulares, suben, bajan y se hacen más angostas conforme uno se acerca a donde quiera que vaya. en calles tan angostas, es imposible escaparse de una rociadita de humo negro por parte de 5 o 6 tortons, incluyendo el de la basura, y otros 8 o 13 peseros, me preocupa ver como a la gente que va cargando a sus bebés los rocían y no les tapan la boca y la nariz, o vamos, como ni siquiera hacen cara de "fuchi" están ya acostumbradísimos a la mierda. 

hace un par de meses, o quizá menos, me tocó presenciar un acto que me pareció graciosísimo; todos los comerciantes ambulantes fueron convocados a las 8 AM con una escobita y los pusieron a barrer las calles alrededor de la delegación, todos tenían cara de miedo y repugnancia, como si no hubieran barrido nunca en su puta vida. supongo que estaban barriendo para recibir al nuevo delegado en alguna visita o algo similar y de caracter político, porque unas cuadras adelante, la calle estaba igual de cochambrosa que siempre, las manchas en el piso son de sangre de animal, frutas podridas y basuras misceláneas, juro que en algunas partes es peor que en las afueras del metro tacubaya. 

eniweis, he buscado con ahínco dónde comer, dónde tomarme un puto jugo de naranja en la mañana, pero el señor que vende jugos en la delegación tiene unas malformaciones en las uñas que parecen algo más gacho y corrosivo que un hongo y que no quiero en mi estómago, bueno, ¡vaya! ni en mi campo visual. he probado todos los puestos de jugos y licuados, que no sean ese, obvio,  y en ninguno tienen la decencia de hacer las cosas con un poquito de ganas de que uno regrese. el último fue el colmo, y ya no tengo ganas de hacerla de pedo, porque para esta gente que a uno le enoje que le den mamey podrido es una locura. "pero todavía estaba bueno" dicen, y yo les perdono la vida sólo porque la arcadas me inmovilizan, y un poco porque es ilegal matar. el licuado de mamey de hoy, sabía a lo peor que he probado, es como si hubiesen licuado un trapo de esos que se quedan mojados por días y huelen a todos los hongos y bacterias que se pueden acumular en un solo lugar. podrido.

y bueno, he probado licuados sin fruta, y al reclamarle, el descarado se atrevió a decirme "si quieres le pongo más, pero te cobro otros 10 pesos" pero no tenía nada, en lo absoluto, era leche con azúcar y vainilla. por 28 pesos el litro. y veo a la gente feliz comprando sus productos podridos o de bajísima calidad y pagando como si fueran de verdad buenos, respirando mierda, ocupando absolutamente toda la banqueta durante toda la mañana afuera de una escuela, en un ritual que no termino de entender. me desespero, me golpeo la cabeza y un amigo se me acerca y me dice: "cuajimalpa es la única delegación del DF que es priísta". y yo pienso que claro, a la verga todo, mejor aflojo el culo y me pongo vaselina para venir a trabajar.

lunes, enero 14, 2013

el fin del mundo no pasó, porque tú no quisiste.

les mentí, nunca llegué a los 666 posts, ni a los mil, ni a los 20 000 000 como mencioné en anteriores posts, nunca lo logré, quizás era cuestión de tiempo, pero el mundo tiene otros planes para nosotros y sólo estamos aquí para cumplir sus terribles caprichos, así tengamos que cortarnos el pene y bailar el meneíto, la vida siempre se va a salir con la suya, hasta que explote el sol y se coma a la tierra. entonces no habrá más vida como la conocemos y tal vez la vida en otros planetas sea más buen pedo y no se obligue a sí misma a pasarla tan de la verga los lunes en la tarde.

a veces me pongo muy triste y melancólico, se me quita con un vaso de agua, por eso no quiero que se acabe el agua y por eso no tengo hijos que se acaben el agua; ustedes deberían hacer lo mismo, babosos. 

además de para curarse todos los males, el agua sirve para vivir, por eso yo estoy vivo, porque me pongo triste muy seguido y tomo mucha agua, a menos que haya coca, que tiene más azúcar que agua, pero tiene agua, y además me da sed. si sigo tomando coca, me voy a morir antes de que sus hijos (babosos) se acaben el agua, y, si todos tomamos mucha coca, nos vamos a morir antes de que tengamos una sequía mundial terrible y sólo los ricos puedan tomar agua, por lo tanto, propongo que dejemos de tener hijos y tomemos más coca.