viernes, febrero 14, 2014

una entrada donde hablo de educación porque odio la educación

no entender el noise es no saber a dónde va la música desde hace 20 años, burlarse hoy del free jazz y decir "nos ponemos todos a tocar a lo loco" sólo denota ignorancia. y en este país abundan los ignorantes que además están haciendo música y educando a las nuevas generaciones con la misma formulita de hace más de 100 años. 

educar siempre ha sido el paso de información de una persona a otra, casi siempre de un adulto a un niño o de alguien con más experiencia, al otro que adolesce de ella. los esquemas con los que educamos están podridos, hoy más que educar, debemos orientar, asignar tareas prácticas, enseñar a que la gente se autoeduque. 

tengo muchos defectos, mis habilidades de aprendizaje son más bien malas, soy autodidacta desde que entré a la carrera (esto es más o menos un chiste, pero basado en mi pobre experiencia en la ENAP), en la prepa no me preocupé por aprender nada porque durante la secundaria, en el instituto méxico desarrollé una capacidad para escuchar y sintetizar todo lo que decían mis maestros mientras dibujaba. en la secundaria nos hacían exámenes parciales casi diario, había que ser muy listo o muy estudioso para aprenderse todo lo que decía el maestro, los que eran buenos enseñando, tenían un buen ritmo, hilaban de forma congruente, yo podía estar en otra cosa y aprender. los que eran malos, apuntaban demasiadas cosas en el pizarrón, no sabían qué, de lo que habían dicho, había sido comprendido. aún así había niños que se las ideaban para pasarlo todo con 10. había que desarrollar una estrategia para con cada maestro, el de historia (el pavo) nos daba paquetes de 50 fotocopias y decía: "subrayen desde donde dice En 1678 hasta donde dice eficaz"y teníamos que aprendernos de memoria esos párrafos amarillos o naranjas que resaltaban del resto, no había que leer, que comprender, la estrategia era simple, pero siempre me fue muy mal en historia en ese grado. yo no planeaba desperdiciar mis preciosas tardes memorizando párrafos rayados con un plumón fosforescente, tenía mucho sueño y migraña y tenía que dormir todas las tardes. en matemáticas me iba muy mal, hasta que tomé 3 clases con una maestra particular, y me convertí en el primero en sacar 10 cerrado en el examen final de farfán en unos años (según él). el problema era que él no sabía enseñar, y además calificaba el cuaderno, en mi cuaderno habían muchos bart simpsons, muchas mujeres abiertas de piernas siendo penetradas por aliens y muchos maestros vomitando o babeando. 

de escuchar desarrollé otra habilidad, la de discriminar lo que era puro desperdicio escuchar, de escuchar letras que en la secundaria me hacían sentido como el tri, pasé a escuchar música que me hiciera pensar más y me ayudara a llegar a nuevos lugares de mi mente. pasé de frank zappa a xenakis y de ahí al noise, y luego al free jazz y ahora sólo escucho a das racist y un montón de música rara que bajo como loco porque está padre bajar mucha música y pensar, ash, guácala, mejor bajo otra cosa y seguir buscando desesperadamente algo bueno. 

no pretendo educar a todos mis alumnos como si se tratara de mí. el único año que enseñé science, los niños aprendieron mucho (según ellos) y casi no hicieron nada (según ellos), lo que hice fue hablar y dibujar, traté de hacer de la fotosíntesis y de la erosión historias increíbles llenas de imágenes mentales, siempre había chistes que mantenían su atención, los invitaba a hacer mapas mentales, para su desgracia es más fácil para mí enseñar arte y para la escuela comprobarles a sus hijos que están aprendiendo cuando los libros están llenos al día y los cuadernos tienen las mayúsculas con rojo… sí, así se sigue educando, al menos en la escuela en la que enseño, y me da mucha pena, porque mi labor ha pasado de ser el maestro de arte que les enseña líneas y pinceladas, a ser "el único maestro que nos deja hacer lo que queremos" y si un padre de familia leyera esto, se escandalizaría: "mi hijo hace lo que él quiere, qué horror" como si lo que los niños quisieran no fuera ser más creativos, inteligentes, propositivos y competitivos sin llegar al conflicto. en mi clase hacen lo que quieren sin llegar a destruir cosas (salvo en casos desafortunados, que también nos han servido de mucho en este rollo del aprendizaje), lo que significa es que sin querer están encontrando un espacio para crear (que a mi manera de ver la vida es lo único importante en la vida) y que de algún modo les ayuda a continuar en esa horrible dinámica de aprender por aprender. a la conclusión que he llegado es que lo que estoy haciendo por ellos puede ser muy perjudicial, también, como dicen las abuelitas; es un arma de dos filos. sin mi clase el nivel de felicidad delos niños en esa escuela disminuiría considerablemente (creo) y de algún modo le estoy ayudando a la escuela a que la pesadilla de ser robots, sea más llevadera, pero por supuesto que está la otra cara de la moneda donde habrá algunos niños que despierten a esos seres que llevan dormidos en sus mentes durante la clase de arte y se conviertan en esas personas que nos encantan a todos, que tienen hambre por aprender cosas nuevas, que proponen y que no se cierran.

en fin, a mí me gustaría que toda la educación fuera un poquito más abierta y sobre todo que apuntara más hacia la realización de lo sueños de cada individuo, ¿cómo? lo que más me molesta es que todos los niños se aprendan el mismo poema, la misma canción, que hagan el mismo ejercicio. claro que se ve más bonita una pared llena de círculos cromáticos perfectamente logrados que una llena de dibujos de técnicas dispares, unos con crayones, otros con plumón, con temáticas distintas, con cómics, etc. es más fácil hacer un coro que cante boleros de luis miguel o que cante el himno nacional, y luce mucho más que uno que intente crear sus propias versiones del pop del momento, pero sé que un niño que repite las notas que hay en el método de violín y que nunca tiene la oportunidad de experimentar en su violín, "tocar a lo loco" afinarlo distinto, abandonará el violín apenas termine la escuela, o peor, se volverá maestro de música. ¿por qué seguimos educando en modelos tan disfuncionales hoy, en pleno siglo XXI? por el mismo motivo por el que hay músicos que escuchan  a merzbow y dicen "eso si nunca lo he entendido, me da como que asco"  o peor "está bien loco, jaja, ¿esa es la música que escuchas?" 

en fin, dejen que sus alumnos usen el celular, asignen tareas que a otros maestros les parecen absurdas jueguen flappy bird y creen dinámicas de estudio alrededor de jueguitos y apps que los niños amen. ese es el futuro de la educación, pero tenemos que aplicarlo ahora o estamos perdidos.

4 comentarios :

  1. Coincido totalmente. Yo soy maestra en prepa y normalmente hago muchas dinàmicas y cosas que no son muy fàciles de calificar, como eso no da números, a los directivos no les funciona. Ellos prefieren estadìsticas favorables que sean producto de un criterio de evaluación con una rùbrica específica, en vez de identificar el desarrollo de una competencia que cada alumno va obteniendo a su ritmo, y eso que nuestro sistema es Bachillerato General por Competencias. No se de què nivel seas maestro, pero creo que en primaria lo que haces es más posible, aunque bueno, también la personalidad del maestro tiene què ver y yo siento que tù eres chido, ja. En fin, cuando sea grande, quiero ser como tú.

    ResponderEliminar
  2. ¿No te han tocado los alumnos que también exigen el canon?

    ResponderEliminar

digan lo que digan los demás.